• Tienda
  • Powered by RaaS
  • Blog
  • Prensa
  • Preguntas frecuentes

Carrito

Su carrito actualmente está vacío.

“Nozama toma responsabilidad de todo el proceso de ciclo de vida de los productos que vende”

“Nozama toma responsabilidad de todo el proceso de ciclo de vida de los productos que vende”

Nuestra invitada de hoy en #EntrevistasConAlma se llama Anna Zinenko y es profesora de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), donde trabaja en la Escuela de Turismo y enseña a sus alumnos con dedicación y entusiasmo la asignatura de Marketing Turístico introduciendo algunas aportaciones didácticas personales muy interesantes de las que nos hablará a lo largo de esta entrevista en la que tratamos el tema de la ecología, el reciclaje, la sostenibilidad, el turismo y el ámbito empresarial desde el punto de vista en una experta en ecología y turismo que tenemos el gusto de presentar hoy en nuestro blog Nozama.

En primer lugar, damos la bienvenida a Anna Zinenko  y le agradecemos enormemente que nos ofrezca esta entrevista para nuestra audiencia del blog Nozama.green en la que todos podremos aprender un poco más sobre el impacto que causa el vertido de plásticos en las aguas y en nuestros entornos naturales y lo que deberíamos hacer para evitar que vaya a más en el futuro para encontrar soluciones y poder aspirar a que las ciudades del futuro sean sostenibles también desde el punto de vista ecológico, que es la misión de Nozama a través del reciclaje y producción de productos reciclables totalmente respetuosos y en armonía con el medio ambiente.

Procedemos ya, sin más dilación, a iniciar esta entrevista a Anna Zinenko que os invitamos a todas las personas concienciadas con los problemas medioambientales a leerla detenidamente.  

—¿Cómo conociste Nozama.green?

En realidad la conocí por Andrew Funk, leyendo sobre el sistema de negocio de Nozama, que parece bastante sostenible y completo. La mayoría de empresas venden productos y ya no toman responsabilidad alguna de lo que el cliente hace con el producto, ya sea el envase, el paquete y demás. Mientras que Nozama.green toma responsabilidad de todo el proceso de ciclo de vida de los productos que vende. Por eso me atrajo bastante este modelo de negocio. 

—¿Qué impacto tienen los residuos de plásticos y microplásticos en las aguas de nuestros océanos, mares y ríos?

Bueno, este año parece que también, por fin, ya llegó en las redes sociales al consumidor promedio el mensaje de que el océano está lleno de plástico, pero este mensaje ya estaba en la comunidad científica desde hace más de 10 años.

En cuanto al impacto que tiene, pues si bebemos agua y no la filtramos con el proceso adecuado, estaríamos bebiendo agua con plástico y microplástico. Y después, la biodiversidad de los océanos desaparece con una velocidad exponencial. Y esto sucede no solo por el cambio climático, sino también por el problema de los residuos que tenemos en las aguas.  

—¿Tiene algunos pescados y alimentos que consumimos plásticos en su interior a consecuencia del vertido de residuos y plásticos? 

 Sí, los microplásticos están en el interior de todos los organismos que habitan en los seres vivos. 

—¿Y qué peligro tiene para las personas que los consumen?

Los seres humanos no tenemos plástico de nuestro organismo de forma natural, entonces no es algo que pueda favorecer el desarrollo normal de cualquier persona en lo que se refiere a la salud de los jóvenes o de los niños que están en proceso de crecimiento, pues no se trata de algo orgánico ni normal. Aunque ahora parece que no lo veamos fácilmente, a largo plazo tenemos que tomar un principio de precaución porque a pesar de que no haya evidencia científica de que provoque un tipo específico de enfermedades que puedan surgir a consecuencia de ingerir esos microplásticos, eso no significa que no haya que adoptar medidas. Por ejemplo, en la Unión Europea se decidió hace años prohibir la venta a los consumidores de carne de animales cebados con hormonas. Sin embargo, en otras partes del mundo aún no la han prohibido al no haber evidencia de si hace mal o no.   

—¿Crees que si todo el mundo empezara a utilizar productos reciclados y reciclables como se hace en Nozama podríamos hacer más sostenible y mejorar la vida de la gente y de muchas especies animales? 

Claro, primero, si todos nosotros somos conscientes de lo que compramos y en dónde compramos, es algo muy importante. Y, segundo, hay otro paso, que es llevarlo al proceso adecuado para que después se reciclen correctamente los residuos. No todas las empresas ofrecen la posibilidad de elegir producto que esté en el envase adecuado, como hace Nozama. 

—¿Y qué incentivo piensas que podríamos tener como personas o individuos en cuanto al impacto que recibimos de que si reciclamos nuestra vida puede ser mejor? ¿Crees que hay algo que pueda hacer pensar de forma eficaz que reciclar es bueno para el ser humano? 

La única motivación que yo veo en los jóvenes con los que trabajo es que ellos son conscientes de que se han encontrado con un mundo diferente y ya no pueden disfrutar de algunas cosas que podíamos disfrutar hace 20 años. Y esto les hace pensar en el impacto de hace 10 años con respecto al presente y al futuro; y, obviamente, en el principio de desarrollo sostenible, según el cual debemos dejar el mundo en las mismas condiciones, con las mismas oportunidades para las generaciones futuras. Pero, por otro lado, mucha gente se pregunta: “¿Por qué tengo que reciclar, si mi impacto individual no hace nada?”. Esa es la primera excusa. La segunda excusa es preguntarse por qué tienen que reciclar si el Estado está ganando dinero con lo que se recicla. Se les olvida que compartimos espacio, planeta y recursos que no son renovables; y algunas especies de los océanos, si han desaparecido, ya no hay marcha atrás para solucionar el daño que se ha hecho. 

Entonces, pienso que la motivación tiene que venir de uno mismo en su interior y siempre pensando en el bien de todos. Y eso solamente se puede conseguir dejando a un lado un poco el individualismo y el egoísmo que hay en la sociedad. 

—¿Consideras que el problema del cambio climático y el medio ambiente es algo que la ONU está tratando de solucionar con medidas reales y que pueden ser eficaces o aún se está haciendo poco al respecto? 

La parte de la ONU que en estos momentos se ocupa de los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) para 2030, los cuales van dirigidos a todo tipo de organizaciones e individuos, intenta resolver los problemas del agua, medio ambiente, cambio climático, etc., poniendo metas y ofreciendo la oportunidad a las empresas de reflexionar. Eso ya es un paso. Aunque no es un paso en el que se den las pautas mediante las cuales puedan resolver dichos problemas. 

Por otro lado, la ONU tiene otras organizaciones que están más enfocadas en el ámbito empresarial, como, por ejemplo, El Pacto Mundial de las Naciones Unidas, que da 10 pautas o principios enfocados en derechos humanos, estándares de inserción laboral, corrupción… y una parte importante está dedicada al medio ambiente, donde tratan de explicar, paso a paso, cómo hacer las mejores prácticas posibles para resolver el problema medioambiental. Para mí, sería bueno ir por este camino, porque ellos tratan de mostrar los mejores ejemplos, tales como modelos de negocio de principio que tratan de resolver un problema social, no solo ambiental. 

—¿Cómo crees que podría mejorar la ONU a la hora de abordar el problema medioambiental y del cambio climático? 

Deberían colaborar mucho más con el sector privado y las ONG porque, hasta ahora, cada cual tira por su lado. La colaboración debería ser mucho más visible y con más diálogo, además de estar más expuesta al consumidor promedio que tenemos.     

—¿Qué se debería hacer urgentemente para combatir los efectos del cambio climático a nivel global?

Hablando a nivel individual, dejar excusas a un lado del tipo “no me he llevado mi taza de café, así que uso una de plástico y la tiro en la primera papelera o contenedor que encuentre”, sin tener en cuenta que en esos 2 minutos que has tomado un café, realmente has provocado un impacto grande. Aparcar la comodidad en la que vivimos, el egoísmo y todo lo que pueda resultar dañino en ese aspecto. 

En cuanto al nivel empresarial, dejar en un segundo plano el análisis costo-beneficio que suelen hacer las empresas. Eso es algo que tiene que venir a nivel estatal poniendo impuestos o favoreciendo a las empresas que hagan productos respetuosos con el medio ambiente. A mí, por ejemplo, me gustaría ir a cualquier tienda y ver que realmente todos los envases que me ofrecen son, no solo reciclables, sino que también existen ya envases producidos con 0 emisiones o emisiones negativas, pues para producir este envase captan el CO2 o dióxido de carbono del ambiente para el proceso de producción. 

—¿Sería interesante incluir en los estudios de Turismo una asignatura sobre el cuidado de la naturaleza y el medio ambiente para recordarles a los turistas el peligro que representa dejar desperdicios en los entornos naturales y en el mar? 

La sostenibilidad como tema en currículum está integrada o tiene que estar integrada en cada asignatura que se enseñe durante la carrera, aunque es un tema que siempre va aparte. Otra cosa es cómo lo aplica cada profesor, pero, ahora mismo, a nivel de estudios de Turismo, los alumnos tienen muchísimo interés en la preservación de espacios naturales como parte del pilar social de la sostenibilidad, así como en el impacto que tiene el turismo en el mundo. Y, por otro lado, todos los proyectos que están proponiendo en cuarto curso siempre se involucran en cierto modo en la sostenibilidad. Es decir, ya tienen asignaturas en cuarto curso, y también en el quinto año, de sostenibilidad. 

—Si pudieras crear tu propia asignatura acerca de este tema, ¿cuál sería?

Responsabilidad social corporativa, y a mí me gusta más enfocarlo también en Ética, porque ambas disciplinas bien impartidas suponen ir más allá de lo legal y lo obligatorio. Este año, lo que he podido hacer, porque tengo libertad en el currículum en cuanto a la elección de asignatura, es Marketing Turístico. Dentro de esta asignatura, he incluido Ética empresarial, pero hablamos mucho también de ética individual, y fue algo que me impactó mucho que no se tratase este tema en la mayoría de estudios empresariales de la Universidad. Así que yo tuve que crear dentro de Marketing Turístico y hacer esta aportación personal. Parece que no tiene mucho que ver, pero observando el impacto de las decisiones que tomamos tanto en empresas como individualmente, el mensaje más importante que le quiero dar a mis alumnos es que el consumidor promedio (que somos muchos de nosotros y los propios alumnos también) y todos en general sí tenemos fuentes donde podemos ser críticos con todo lo que está pasando alrededor, no tenemos que tomar las cosas como son. Está en nuestras manos individualmente cambiarlas y demandar de las empresas y el Gobierno los cambios que deberían llevarse a cabo.    

—Como especialista en temas medioambientales y ecológicos que eres, ¿qué le recomendarías a Nozama que debe hacer para que pueda llevar a cabo su misión de reciclaje y cuidado del medio ambiente llegando al mayor número de personas posible?  

Lo primero de todo, identificar las personas que realmente tienen la necesidad y motivación de reciclar pero no tienen la oportunidad de hacerlo y compran a menudo. Puede ser a través de cuestionarios, que veo que ya están haciendo actualmente. Por otro lado, contar como partners con empresas que se preocupen del tema del reciclaje, porque hay muchas empresas privadas y cada una está en diferentes niveles, y muchas tienen innovación bastante bien integrada, por lo que se puede ver también que dan un paso más aparte que reciclar productos o envases simples.  

—¿Quiénes notas que están más concienciadas en general con los problemas ecológicos: las nuevas generaciones o las personas mayores? 

Las nuevas generaciones, ya que tienen mucho más conocimiento y conciencia del impacto que provocan. En cambio, las personas mayores vivieron en otra época en la que no había tanto uso de plástico como hay en la actualidad. 

—Si pudieras tomarte un café Nozama 100% reciclable y natural con alguien influyente o de una entidad que pudiera hacer algo para que se cuidara mucho más la naturaleza y se le diera la importancia que realmente tiene para la sostenibilidad del planeta, ¿con quién lo harías y qué le dirías?

Lo haría con alguna persona representante del Instituto de Ciencia y Tecnología ambiental, aquí en Barcelona.  

—¿Cuál es tu previsión de cara al futuro en cuanto al tema que nos ocupa? ¿Se logrará frenar los efectos de los vertidos de residuos contaminantes gracias a iniciativas como la de Nozama o podría ir agravándose la situación en el futuro, si no se toman medidas para un consumo más responsable y un correcto reciclaje de lo que consumimos? 

Ahora mismo, mi observación en España es que ya han empezado a aparecer cambios en la manera de actuar del consumidor, pero del lado de los productores y fabricantes, los cambios no son tan visibles. Ojalá que aparezcan en breve, porque para ellos hacer cambio en su proceso de producción, proveedores, fórmulas, etc., es mucho más difícil y toma más tiempo. Así que mi predicción es que, en estos momentos, no estamos mejorando mucho. Aunque existe una leve mejora, pero es muy superficial. No veo un cambio crucial que pueda conducirnos a reducir estos efectos realmente. En este caso, tengo un punto de vista un poco más pesimista, pero por ahora creo que todo va a seguir igual. Hablando en el futuro próximo.

—Y la última pregunta, ¿hay alguna cosa que te gustaría añadir a esta entrevista?

Me gustaría añadir, como profesora de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), en la Escuela de Turismo concretamente, que nosotros hacemos un juego con los alumnos que está enfocado en resolver dilemas éticos relacionados también en parte con lo ambiental y en derechos humanos; y lo que resulta interesante cuando resolvemos es que cada alumno toma el papel de un grupo de interés, y el descubrimiento más grande que hacen es que es imposible satisfacer a todos los grupos de interés, porque siempre quedará alguien insatisfecho, como podrían ser los inversores. Y, por otro lado, el alumno, cuando se enfrenta al dilema ético como consumidor, lo que descubre es que al consumidor nunca le importa nada. Entonces, ahí es cuando toman realmente conciencia de sus propios ámbitos de consumo y de la decisión que toman en el día a día comprando unos productos a unas empresas u otras. Así que creo que es importante ir demostrando que nuestra propia decisión individual impacta a largo plazo en toda la sociedad.    


Muchas gracias a Anna Zinenko por concedernos esta entrevista para el blog de Nozama en #EntrevistasConAlma, en la que ha nos impartido una clase magistral sobre medio ambiente, turismo y visión empresarial que a buen seguro será de gran utilidad para nuestra audiencia y toda la gente que tenga la oportunidad de leerla.  

Entrevista redactada por Tomás Casas.

Comparte esta publicación:

Publicación más antigua Publicación más reciente

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

translation missing: es.general.search.loading