Objetivos de Desarrollo Sostenible

2030: Empresa y Objetivos de Desarrollo Sostenible

Hoy en día es más necesario que nunca apostar por un modelo de negocio sostenible. Sobre todo, porque debemos cuidar el planeta que compartimos, en beneficio de todas y todos. A pesar de ello, un modelo de negocio sostenible también se puede traducir en un modelo de negocio exitoso.

En los últimos años, la sostenibilidad se ha erigido como un valor fundamental para los negocios del siglo XXI. No obstante, el término sostenibilidad va mucho más allá de la sostenibilidad puramente para con el medio ambiente. En 2015, la Organización de las Naciones Unidas acordó 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) a lograr con la intención de lograr un mundo mejor y más sostenible para el año 2030. Tales objetivos se basan en la concepción global de la sostenibilidad: hay que erradicar la pobreza, luchar contra la desigualdad y acabar y revertir el cambio climático.

¿Qué es un negocio sostenible?

Es aquel negocio que alinea sus objetivos con los objetivos marcados por la ONU. Para empezar a ser sostenible, cabe comenzar por promover un modelo de producción y consumo responsable. Para ello, se debe asegurar el cumplimiento de los objetivos en relación con el medio ambiente en la cadena de supply. También es crucial hacer una revisión del cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible dentro de la empresa: esto es, garantizar la igualdad efectiva de género y reducir las desigualdades en la medida de lo posible.

Estar en contacto y sintonía con las comunidades inmediatamente próximas, y ver cómo se puede iniciar o acompañar a la comunidad en el camino hacia la consecución de los objetivos es también de vital importancia. Todos los objetivos tienen un fin último compartido: generar un impacto positivo para el negocio, la comunidad y el planeta.

Según el informe de Unilever llamado “Better leadership, better world”, hay unos puntos clave en el liderazgo de negocios que son la piedra angular a la hora de hacer crecer un negocio sostenible, en los términos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

Conecta con la necesidad

Tanto los mismos negocios como sus propietarios deben mantener una conexión con las problemáticas sociales y ecológicas por si mismos. Si una empresa quiere sostenibilizarse, el primer paso es tener una conexión personal con el cuidado del planeta.

Repara la confianza de la sociedad

La crisis financiera minó la confianza de la sociedad en las empresas. Por ello, éstas deben trabajar para volver a conseguirla. Trabajar conjuntamente con los gobiernos, clientes, trabajadores y la sociedad civil, así como contribuir de forma positiva a la comunidad y comunicar las interacciones sostenibles con la sociedad, pueden ayudarte a recuperar y reconstruir la confianza de la sociedad para tu negocio.

Haz de la sostenibilidad un valor central

Ya que la sostenibilidad tiene que devenir un valor central en la operativa cotidiana del negocio, el equipo de liderazgo debe formarse y educarse sobre qué implica la verdadera sostenibilidad, y por qué es tan importante para la empresa.

Infórmate

Hay que ir más allá del interés superficial en la sostenibilidad. Desmarcarse del greenwashing y de las estrategias de marketing eco-friendly es necesario para comprender la profundidad y complejidad del concepto de sostenibilidad.  Las empresas deben profundizar su conocimiento acerca de la sostenibilidad. Por ello, es muy útil contar con expertos en sostenibilidad a lo largo de todo el proceso; por un lado, para que lleven a cabo una medición de la sostenibilidad en la empresa. 

Innova

Sostenibilizarse implica a veces cambiar la estrategia de negocio. 

  • Planear y desarrollar de forma estratégica productos y servicios que generen unos outcomes sostenibles.
  • Usar los ODS en el desarrollo de estrategias de liderazgo.
  • Empoderar a los directivos y líderes para que puedan centrar su atención en la sostenibilidad.
  • Incorpora la diversidad en el liderazgo

Los ODS no solo pretenden atajar los problemas relacionados con el medio ambiente, sino que incluyen también conseguir una mayor igualdad, justicia salarial y una apuesta clara y decidida por la diversidad.

Otro informe de Unilever “Better Leadership, Better World; Women Leading for the Global Goals”, por ejemplo, estima que la igualdad de género en el espacio de trabajo puede contribuir a desbloquear 12 billones de dólares en valor de mercado, ligados a los ODS. No es casualidad que la mayoría de las grandes empresas que son verdaderamente sostenibles cuenten, a la vez, con una ratio mayor de mujeres en puestos directivos.

Fija una meta a largo plazo con perspectiva global

La sostenibilidad va más allá de ser un valor añadido a un producto para contentar a los clientes. Las empresas sostenibles deben fijar metas a largo plazo, contando con un estudio e investigación en profundidad y siendo posible la consecución de éstas en el plazo temporal establecido.

Algunos ejemplos de propuestas de objetivos podrían ser: reducir la huella de carbono, eliminar la contaminación generada en el proceso de producción…

Rinde cuentas y mejora constantemente

Muchas de las empresas más sostenibles son muy buenas en el ejercicio de la transparencia, ofreciendo información concreta en sus webs sobre el origen de sus productos, el proceso de manufactura, las prácticas laborales, así como las áreas en las que están realizando mejoras.

Ganar la credibilidad de los consumidores solo es posible si se actúa en pro de la transparencia y la rendición de cuentas, dejando atrás la complacencia y opacidad. 

Acepta a tus competidores como colaboradores

Cuando un actor relevante de un sector apuesta por la sostenibilidad de forma decidida, se genera un efecto arrastre considerable, haciendo que otros actores del sector sigan su estela y decidan apostar también por la sostenibilidad. No solo el impacto positivo en el medio ambiente es un outcome positivo de esta competición sana por la sostenibilidad, sino que fuerza a los negocios a ofrecer soluciones innovadoras. Asimismo, se crean sinergias que facilitan la cooperación entre competidores en el mercado para tomar parte en proyectos de gran alcance.

Las empresas, así como los individuos, pueden empezar por las pequeñas cosas: reciclar, evitar el consumo de botellas de plástico, aprovechar las horas de luz natural… Muchas de estas cosas son el pan de cada día de (afortunadamente) cada vez más gente; pero ¿cuántas más cosas pueden conseguirse si nos mantenemos enfocados en la sostenibilidad?

Las empresas tienen la capacidad de ser líderes en la lucha por el cambio climático y el alcanzar la verdadera sostenibilidad. Por ello es hoy más necesario que nunca que las empresas, con su capacidad de innovación, producción y distribución, rompan una lanza por el medio ambiente y contribuyan a escalar el impacto positivo de la sostenibilidad.

Fuentes

Doshi, S. (2018). ‘Transform your company into a leading sustainable business’. Forbes.

Lein, S. (2018). ‘Why sustainable branding matters’. Forbes.

Malloch-Brown, M., Et al. (2017). ‘Better business, better world’. Business and Sustainable Development Commission.

Unilever (2017). ‘Report shows a third of consumers prefer sustainable brands’. Unilever.